Principios básicos para una conexión a Internet

La Internet es la red de datos más importante del mundo. La Internet se compone de una gran cantidad de redes grandes y pequeñas interconectadas.

La conexión a Internet se puede dividir en: conexión física, conexión lógica y aplicaciones:

Conexión física:
La conexión física son todos los componentes que se encargan de la transmisión y procesamiento de datos de forma electrónica, se puede utilizar un PC conectarlo a un  módem y este a Internet. La conexión física se utiliza para transferir las señales entre los distintos componentes como los PC dentro de la red de área local (LAN) y hacia los dispositivos remotos que se encuentran en Internet.

Conexión Lógica:
La conexión lógica aplica estándares denominados protocolos. Un protocolo es un conjunto de reglas y convenciones que rigen la manera en que se comunican los dispositivos de una red; las conexiones a Internet pueden utilizar varios protocolos. El conjunto Protocolo de control de transporte/protocolo Internet (TCP/IP) es el principal conjunto de protocolos que se utiliza en Internet. Los protocolos del conjunto TCP/IP trabajan juntos para transmitir o recibir datos e información.

Aplicaciones:
La aplicación que interpreta los datos y muestra la información en un formato comprensible es la última parte de la conexión. Las aplicaciones trabajan junto con los protocolos para enviar y recibir datos a través de Internet. Un navegador Web muestra el código HTML como una página Web. El Protocolo de transferencia de archivos (FTP) se utiliza para descargar archivos y programas de Internet. Los navegadores Web también utilizan aplicaciones plug-in propietarias para mostrar tipos de datos especiales como, por ejemplo, películas o animaciones flash.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

 
Salutip © 2008 - 2015 | Plataforma Blogger | Política de privacidad | Volver arriba