Qué cuidado hay que tener con los retenedores

Se recomienda limpiarlos con un cepillo dental con cerdas duras, agua fría y jabón. Como complemento a esta rutina se usan pastillas efervescentes que desinfectan y ayudan a remover los acúmulos de desechos que se adhieren al retenedor y a controlar los malos olores que puedan adquirir por el contacto con la saliva.

Se deben retirar durante las comidas, pues los alimentos se adhieren fácilmente y eso favorece la aparición de placa bacteriana, con el consiguiente riesgo de caries y enfermedad periodontal. Además, comer con ellos puestos hace que se pierda sensibilidad y el sentido del gusto.

Para mantenerlos en óptimo estado y evitar que se pierdan o se fracturen mientras la persona come o se cepilla, se deben guardar en la caja plástica que entrega el ortodoncista. De esa forma se evitan impases y costos adicionales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

 
Salutip © 2008 - 2015 | Plataforma Blogger | Política de privacidad | Volver arriba