Qué es la coagulación

Las plaquetas o trombocitos no son, en realidad, células, sino fragmentos del citoplasma parte de la célula que rodea al núcleo de unas grandes células que se encuentran en la médula ósea, llamadas megacariocitos. La función de las plaquetas consiste en intervenir en el complejo proceso de la coagulación de la sangre.

La coagulación también llamada hemostasis es la serie de mecanismos que utiliza el organismo para detener una hemorragia. Es por ello una reacción de defensa del organismo para limitar o detener en función de la gravedad de la herida, la pérdida de sangre que puede producirse por la lesión de un vaso sanguíneo.

Entre los mecanismos que intervienen en la coagulación, se encuentran diferentes factores, como la vasoconstricción es decir, el estrechamiento del vaso sanguíneo lesionado; la liberación de sustancias que atraen las plaquetas a los bordes de la herida, el inicio del proceso de la coagulación con la producción de fibrina, etc. En los vasos sanguíneos delgados, la vasoconstricción puede ser suficiente para cerrar el orificio de la herida.Si la herida afecta a vasos sanguíneos medianos, se produce una acumulación de plaquetas, que a modo de ladrillos, taponan la "rotura". 

Si la herida es muy grande, las plaquetas necesitan, además, una estructura de soporte. Esta estructura, que sería como el cemento que une los ladrillos, es la fibrina. La fibrina forma una especie de "red" en la que quedan atrapados los glóbulos de la sangre; se inicia así el proceso de coagulación: los glóbulos sanguíneos actúan como un "tapón" que impide la salida de sangre por la herida. En venas o arterias de mayor calibre, para detener la hemorragia, es necesario comprimir externamente la herida o bien coser los bordes de la herida mediante una intervención quirúrgica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

 
Salutip © 2008 - 2015 | Plataforma Blogger | Política de privacidad | Volver arriba