Cómo funciona un rotulador

El rotulador permanente fue inventado por el norteamericano Sidney Rosenthal en 1953 y funciona uniendo la tinta a distintas superficies. Usa una tinta líquida resistente al agua, se mezclan con disolventes como él xileno y el tolueno para garantizar la insolubilidad en agua.

De esta forma, cuando se aplica este tinta a una superficie, se une por evaporación y sólo puede retirarse con disolventes de pintura como la acetona, que rompe la unión de la tinta. El rotulador permanente puede ser peligroso para la salud si no se usa correctamente, ya que irradia compuestos orgánicos volátiles al igual que la pintura en aerosol.

Los rotuladores no permanentes, en cambio, usan tinta que sí se puede borrar. Ésta se adquiere a la superficie sin crear una unión ni ser absorbida, ya que no contiene ninguno de los compuestos tóxicos del rotulador permanente. Su tinta es soluble en agua y puede quitarse fácilmente flotando la superficie en la que se ha aplicado con un trapo húmedo.

Recientemente están ganando popularidad unos rotuladores cuya tinta contiene agua, retina y dióxido de titanio, usan una basta como base en lugar de alcohol. Mientras la escritura está húmeda se puede borrar, pero una vez que la tinta se seca es permanente.

 
Salutip © 2008 - 2015 | Plataforma Blogger | Política de privacidad | Volver arriba