Cómo se fabrica el papel

El ingrediente principal para casi todo el papel es la madera, así que el primer paso en la fabricación de papel es talar árboles. Una vez que se han talado y se ha cortado todo para dejar sólo los troncos, se llevan a una fábrica de papel. Allí, los troncos entran en un tambor que hace que se golpeen y se rocen entre sí para retirar toda la corteza que, aunque es útil para otras aplicaciones, por ejemplo como combustible, no sirve para hacer papel blanco. 

En el siguiente paso del proceso, los troncos sin corteza se mandan a una enorme unidad de astillado en el que se cortan en trozos muy pequeñitos. Las astillas de madera se lleva luego a grandes calderas de presión llamadas digestores. Allí las astillas se deshacen hasta quedar como una papilla grumosa compuesta por una parte de fibra y 200 partes de agua. 

La pulpa se deposita un tamiz de malla de alta velocidad que, al girar, retira casi todo el contenido de agua y deja una delgada capa de papel crudo. El papel crudo luego se prensa y se calienta en una serie de cilindros desecado para retirar cualquier resto de humedad. Finalmente el papel se trata con una solución de almidón que sella la superficie y ayuda a evitar la absorción excesiva de tinta durante la impresión.

 A lo largo de la historia, la fabricación del papel ha pasado por tres fases principalmente, desde la creación manual de pequeñas hojas a partir de fibras vegetales, la fábricación de papel con maquinaria hidráulica, hasta las actuales fábricas de papel completamente automatizadas. Hoy en día muchos libros se fabrican con papel que no contiene madera, se hace exclusivamente con pulpa química; un proceso en el que la lignina se separa por completo de la fibras de celulosa. Éste tipo de papel no amarillea como el papel tradicional fabricado a partir de madera. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

 
Salutip © 2008 - 2015 | Plataforma Blogger | Política de privacidad | Volver arriba