Cómo construyen las avispas su panal

Cuando una avispa reina despierta de la hibernación empieza a buscar un lugar para construir su avispero. Primero crea un peciolo, que es el tallo del que colgará el resto del avispero (como el peciolo que une las hojas al tallo). Las avispas recogen madera desgastada y restos de plantas y lo muelen con sus potentes mandíbulas, crean así un material similar al papel que se combina con su saliva y genera una masa ideal para hacer el avispero y moldear las cavidades y túneles internos.

A continuación la reina empieza a construir un pequeño molde hacia abajo, con celdas hexagonales que forman el cuerpo principal, que se usa para reproducirse. Cuando la reina termina la primera celda debajo del peciolo, añade otras seis a su alrededor y continúa así hasta que el avispero tiene el tamaño de una castaña. Dentro de cada celda la reina pone un huevo para que nazcan hembras obreras. 

Cuando nacen las larvas la reina deja de construir el avispero y pasa más o menos 1 mes cuidando a las pequeñas avispas, hasta que tienen el tamaño suficiente para defenderse solas. Las jóvenes avispas se convierten entonces en obreras y siguen con la construcción. Mientras las obreras trabajan, la reina pone más huevos y cuida a las nuevas larvas. El avispero más grande que se ha encontrado media 3,7 metros de largo y 1,8 de diámetro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

 
Salutip © 2008 - 2015 | Plataforma Blogger | Política de privacidad | Volver arriba