Cómo funciona la banda gástrica

Las bandas gástricas son unos globos circulares inflables que se colocan en la parte superior del estómago. Reducen la capacidad de este órgano en forma de saco, así que cuando el paciente come, las paredes del estómago se estiran antes y el cerebro piensa que ya está lleno, a pesar de tener una cantidad de comida más pequeña. Así se reduce la ingesta diaria de calorías y, si se aúna a un régimen y a ejercicio se pierde peso.

La banda se suele poner con laparoscopia, por lo que la cicatriz es muy pequeña, hay menos dolor y la estancia en el hospital es menor. Con anterioridad, los pacientes deben hacer primero mucho ejercicio e intentar perder peso por los métodos convencionales y control médico. También deben pasar por un psicólogo y prepararse mentalmente para saber que la banda gástrica funcionará sólo si hay un cambio de estilo de vida, si por ejemplo siguen comiendo pizza y patatas fritas todo el día no servirá de nada.

La banda se coloca deshinchada. Luego, con un puerto que se coloca debajo de la piel se puede aumentar su tamaño para perder peso de forma controlada. Una pérdida de peso rápida y descontrolada puede ser muy peligrosa. Al igual que con cualquier procedimiento médico, hay riesgos y posibles complicaciones. La banda se puede caer o apretar demasiado el estómago, provocando dolor y haciendo que haya que ir a urgencias. En estos casos hay que deshincharla a través del puerto, algo que a corto plazo suele solucionar casi todos los problemas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

 
Salutip © 2008 - 2015 | Plataforma Blogger | Política de privacidad | Volver arriba