Cómo se forman las tormentas de polvo

Aunque son comunes en el suroeste de Estados Unidos, las tormentas de polvo ocurren en todo el mundo. Se forman cuando el viento de una región seca y arenosa (que no tiene la humedad necesaria para que la tierra permanezca unida) es tan fuerte que levanta la primera capa de polvo. El viento mueve estas partículas de tierra y arena, desplazandolas a grandes distancias, por suspensión o por saltación.

En el primer caso las partículas de polvo más pequeñas pueden quedar literalmente suspendidas en el aire y se mueven con el viento. La saltación, por otra parte, ocurre cuando los granos más grandes rebotan sobre la tierra y recogen en su camino más partículas sueltas. En los años 30 hubo una serie de tormentas de polvos conocidas Dust Bowl (cuenco de polvo) en las grandes llanuras de Estados Unidos. Fueron provocadas por la sequía y fuertes vientos, así como por factores humanos. Durante la Segunda Guerra Mundial la demanda de comida hizo que se cultivara la tierra sin rotarla, por lo que muchas partículas quedaron sueltas y las fuertes tormentas dejaron el paisaje irreconocible.

 
Salutip © 2008 - 2015 | Plataforma Blogger | Política de privacidad | Volver arriba