Qué es la conductividad eléctrica


La conductividad eléctrica se define como la medida en la que un material permite que pase una corriente eléctrica por él. Esto contrasta con la resistencia eléctrica, que es la medida en la que un material se opone a que pase la corriente eléctrica. El nivel exacto de conductividad de un material se encuentra determinando la magnitud de densidad de corriente por la magnitud de su campo eléctrico.

En otras palabras, cuando un material puede atraer una gran cantidad de corriente aún con un campo eléctrico intrínsecamente pequeño, estamos ante un buen conductor gracias a su baja resistencia ante el flujo de electrones. El flujo de electrones en un metal se caracteriza por la disociación de los electrones externos de sus átomos del entramado estructural. Cuando se aplica una corriente a estos electrones libres, viajan de un extremo del material al otro bajo la influencia de su campo eléctrico interno.

La capacidad y cantidad de electrones para fluir ininterrumpidamente (que puede verse afectada por un entramado irregular y por el movimiento térmico de los iones) determina cuanta corriente puede pasar de forma efectiva por el material. Si cualquiera de estos factores es excesivo, los electrones libres se desvian fácilmente de su camino por el material y se reduce la cantidad de corriente que puede pasar, aumentando consiguientemente la resistencia.

Entre los buenos conductores se encuentran el cobre, el oro y la plata, esta última es el mejor conductor de todos los metales. Pero no sólo los metales pueden conducir la electricidad; el plasma, las soluciones salinas e, incluso, el grafito a base de carbono pueden tener niveles altos de conductividad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

 
Salutip © 2008 - 2015 | Plataforma Blogger | Política de privacidad | Volver arriba