Cirugía con hipotermia inducida

Cuando se realiza una cirugía cardíaca a veces hay que parar momentáneamente el corazón para que el cirujano pueda hacer procedimientos delicados como la sustitución de una válvula. Esto es delicado, ya que si no se controla, la falta de oxígeno puede dañar el cerebro. Un bypass cardiopulmonar puede solucionar el problema, pero no se le puede aplicar a todos los pacientes.

La hipotermia inducida puede erradicar estas limitaciones. El cuerpo se enfría, pasando de sus 37 °C normales a temperaturas tan bajas como 24 °C. Se introducen soluciones salinas frías en el torrente sanguíneo mediante los vasos más importantes y se coloca hielo alrededor del corazón. Esto estabiliza las membranas celulares y reduce la tasa metabólica. Cuando el corazón está lo suficientemente frío, se para con una solución rica en potasio.

En este estado el cuerpo necesita menos oxígeno y puede sobrevivir temporalmente sin que lata el corazón al terminar la cirugía se elimina la solución de potasio y el cuerpo se calienta antes de que vuelva a empezar a funcionar el corazón. El momento crucial llega cuando se colocan los desfibriladores sobre el músculo del corazón y se aplica corriente eléctrica para qué lata otra vez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

 
Salutip © 2008 - 2015 | Plataforma Blogger | Política de privacidad | Volver arriba